Estilo Minimalista

“Menos es más” es el epicentro de su filosofía, intentando en todo momento simplificar al máximo y omitir todos aquellos elementos no esenciales, es decir, en el caso del interiorismo, decorar con el menor número de elementos posible, o en el diseño gráfico encontrar la forma más simplificada de comunicar sin sacrificar el mensaje. Esto va muy de la mano de un aire de funcionalidad y comodidad, donde cada pieza cumple con un deber y un propósito.

El mejor sinónimo del estilo minimalista es la pureza, ya sea en el material o el color, identificando los colores primarios en su estado más vivo, de la mano de los altos contrastes y los acentos.

A pesar de su sencillez no se puede confundir con ser aburrido o falto de carácter. Para eso podemos emplear en estos espacios materiales como: cerámica, textiles, madera, acero, arcilla y concreto, elementos que vitalizan y dan personalidad. Es muy común encontrar los materiales en su estado puro, la utilización del blanco, los espacios abiertos y la optimización de la luz.

En este estilo particular es muy importante el espacio y el aire demandado por cada objeto, donde se deja en evidencia la intencionalidad, propósito y aporte en la caracterización del espacio brindado a cada uno de los elementos. También hay un énfasis en el orden, donde cada cosa tiene su lugar, al fin de cuentas cada pieza pretende cumplir con un propósito.

0 0 Votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios